Matías Messi fue formalmente imputado de portación ilegal de arma de fuego de guerra y quedará detenido en prisión preventiva hasta el 23 de diciembre en forma atenuada a cumplirse en principio en las instalaciones del sanatorio Parque de Rosario debido al estado de salud actual del muchacho, quien ayer fue sometido a una intervención quirúrgica por un traumatismo facial grave.

Ese fue el resultado de la audiencia imputativa que se llevó a cabo esta mañana en el nosocomio ubicado en Oroño al 600. En ese trámite judicial, el fiscal de la Unidad de Flagrancia, José Luis Caterina, le imputó al hermano mayor de Lionel “portación de arma de guerra en calidad de autor, figura que prevé una sanción de pena de va de 3 años y seis meses a los ocho años y medio de prisión”, según indicaron fuentes del Ministerio Público de la Acusación.

El juez de la etapa preparatoria Andrés Donnola aceptó la calificación provisoria presentada por la Fiscalía convalidando el acuerdo de las partes en relación a la prisión preventiva hasta el próximo 23 de diciembre a las 12.

Según indicaron desde el MPA, esta imposición se cumplirá “en forma atenuada en principio en las instalaciones del Sanatorio Parque, justificada por el estado de salud actual del imputado, quien fue sometido en el día de ayer a un Intervención quirúrgica por un traumatismo facial grave.

Los defensores de Messi, Ignacio Carbone y Froilán Ravena, deberán dar aviso al tribunal de 24 a 48 horas antes de que se le dé el alta médica, a los fines de rediscutir el lugar de alojamiento de la prisión preventiva.

En la misma audiencia se dispuso que una custodia de civil permanezca en sala de espera contigua a terapia intensiva donde está internado Matías.

“Los rastros de sangre hallada en la lancha y en el arma fueron enviados a peritar. Se esperan resultados en los próximos días”, indicaron desde el MPA.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here