Un joven de 22 años fue detenido en Paraná luego de que se verificara que el auto en el que se trasladaba había sido robado un par de horas antes. El trasladado a la Alcaidía de tribunales había acordado una probation por hechos similares.

Se conoció que una mujer denunció que personas desconocidas le sustrajeron su auto Ford Fiesta de calle Basavilbaso al 1.500. Alertado el 911, se inició la búsqueda del vehículo.

Lo interceptaron en calle Fransquillo Fernández al 500, lugar donde proceden a identificar al conductor quien resultó ser un joven de 22 años de edad, quien posee antecedentes por diferentes delitos. El mismo quedó supeditado a la causa.

Compartir