Lanús está en pleno proceso de reestructuración de su plantel, donde varias figuras han partido, luego de jugar la final de la Copa Libertadores con Gremio, hasta Jorge Almirón dijo adiós.

Ezequiel Carboni, quién se hizo cargo del Granate se comunicó con Gonzalo Di Renzo, quién en plena concentración, tuvo que charlar con su representante, los dirigentes de Lanús y Patronato, para volver al Sur de Buenos Aires.

En dialogo con La Cábala, en lo que pudo ser su última práctica con la Rojinegra, Gonza contó: “Lanús hizo uso dé la opción que estaba en el contrato. Ayer hable con el técnico, me comunicó que me quería, que me iba a necesitar. Tengo que volver”.

Pero antes de partir, fue agradecido con todo el pueblo Santo: “Muy contento y agradecido al club, porque me abrió las puertas. Un grupo excelente y un CT perfecto. Son solo palabras de agradecimiento”.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here