Un nuevo testimonio se sumó a la causa que investiga el crimen de Fernando Pastorizzo, y contradice la declaración de Nahir Galarza, que confesó que fue ella quien tomó la pistola 9mm de su padre de arriba de la heladera para matar a su novio. La declarante es una mujer de 55 años que se presentó el miércoles ante el fiscal Lucas Pascual y hoy por la mañana amplió en presencia de la defensa y las dos querellas.

La mujer aseguró haber visto a la pareja salir de la casa de los Galarza sin cascos. Acá se presenta la primera contradicción de la declaración porque en las fotografías que pudieron trascender sobre la escena del crimen se advierte los dos cascos tirados en la calle.

La otra contradicción la plantea respecto al arma. Según pudo saber ElDía, la testigo contó que Fernando Pastorizzo llevaba algo oculto debajo de la ropa, en la zona abdominal y genital, y que podría tratarse del arma, pero aclaró que nunca pudo advertir que se tratara de la pistola y confesó desconocer de armas.

La mujer contó que no concurrió antes a la Fiscalía a relatar lo que sabía porque tiene un familiar enfermo y se le hacía imposible dejarlo para acudir a declarar y cuando hacerlo concurrió a Tribunales. Por otra parte afirmó no ser amiga de los Galarza, solamente conocida del barrio.

Asimismo, la mujer dijo que a Fernando habitualmente lo veía “violento, agresivo, hiperactivo” y agregó que “siempre la empujaba” a Nahir.

Añadió que ella llegó a decirle a Nahir que dejara a Fernando, y que le contara a su padre lo que sucedía. Según la mujer, Nahir le respondía que confiaba en que Fernando “ya va a cambiar”.

Reveló además que, en algunas oportunidades, ella tuvo que intervenir ante situaciones de violencia hacia Nahir, según publicó Radio Máxima.

También dijo que desde el 25 de diciembre, día de una pelea a la salida del boliche en la costanera, Fernando fue tres veces a la casa de Nahir.

 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here