Uno de los siniestros sucedió en el acceso norte a Paraná donde un motociclista de 34 años de San Benito, con cuatro hijos, fue embestido por un automóvil al realizar una mala maniobra y luego se estrelló contra un colectivo de larga distancia que lo terminó arrollando. El otro accidente se produjo en en la intersección de Pringles y Soler donde el conductor de la motocicleta, de 38 años, choc´p contra un auto y también murió en el lugar del accidente.

Olivera se dirigía por Pringles de este a oeste y la conductora del vehículo, de 43 años, por calle Soler. Tras el violento impacto, el motociclista falleció en el lugar del accidente, mientras que la mujer que conducía el coche fue trasladada al Hospital San Martín, ya que sufrió golpes leves a raíz de la fuerte colisión. Asimismo, la Fiscalía interviniente dispuso que se le practique el test de alcoholemia, indicaron fuentes policiales.

Más accidentes

En tanto, otros accidentes de menor gravedad también ocuparon la atención de la policía, entre ellos uno muy particular, ocurrido en calle Salta, en el cual el conductor del motorodado, se puede decir, parafraseando un dicho muy común, “la sacó barata”, ya que su moto se partió en dos, al romperse la horquilla de la rueda delantera.

El hombre transitaba en una Gilera Smash por calle Salta, entre Andrés Pazos y Uruguay cuando se le rompió la horquilla. A raíz de esto, colisionó con un auto que estaba estacionado.

Por este motivo debió ser hospitalizado este jueves a la mañana tras sufrir el tremendo porrazo luego de la avería en su vehículo.
Solo se supo que por razones que ahora se deberán tratar de establecer se le rompió la horquilla. A raíz de esto, colisionó con un auto Volkswagen Gol, el cual estaba estacionado.

Debido a la cercanía, colaboró personal de la Cruz Roja. El herido fue trasladado para realizarle los exámenes correspondientes a fin de precisar las lesiones sufridas.

Compartir