Se fue mal. A los hinchas de Boca no le gustó nada que Carlos Tevez los abandonara. La jugosa oferta del fútbol chino lo sedujo desde lo económico y decidió irse. Sin embargo sabía que algún día iba a volver. Casi que fue de manual: un año ganando 40 millones de dólares y después el regreso.

El Apache sabe que aún hay resqueremores en algunos hinchas que no le perdonan su partida, pero él está de vuelta. Los que siguen los entrenamientos afirman que está en su mejor momento y que tiene una gran forma física. Todo al servicio de Boca y de la obsesión de los últimos años: La Copa Libertadores.

En conferencia de prensa, Tevez dijo que “las sensaciones de la vuelta son maravillosas” y le habló directo a los hinchas: “No me arrepiento de nada. Ya sabía las consecuencias de irme a jugar a China, pero no me arrepiento de nada.”

Con respecto a la Copa Libertadores Tevez dejó un mensaje esperanzador de cara a lo que viene. “Uno vuelve también porque quiere ganar la Copa Libertadores. Sabemos la responsabilidad de jugarla. Cada año que pasa, cuesta mas, hay que sacarnos el peso de encima y ganarla. Es el sueño de ganar la séptima”. Además resaltó que “está contento” y que quiere disfrutar “de los dos años que firmé con Boca y de todas las cosas que este club me da”.

Además, Tevez no le cerró las puertas a una posible convocatoria a la Selección argentina: “sería algo muy lindo para un jugador de mi edad y algo consagratorio”.

Compartir