PublicidadResultado de imagen para tu publicidad aqui.gif

En el mediodía de ayer efectivos de la Departamental Gualeguaychú recibieron la denuncia del hallazgo de una persona fallecida. Se trataba de un hombre golpeado aparentemente con un elemento contundente y atado de pies y manos.

De acuerdo a las primeras informaciones se trata de un anciano que fue encontrado sin vida, con signos de haber sido golpeado, en la planta alta de una casa que alquilaba en calle San Martín al 300. Se trata de un suboficial retirado del Ejército.


Según da cuenta el sitio Radio Máxima, la víctima sería una persona que maneja mucho dinero, y podría haber sido asaltado y golpeado, hasta provocarle la muerte. En el lugar se hicieron presentes las más altas autoridades policiales, como también los fiscales, Sergio Rondoni Caffa, Martín Gil y Lisandro Beherán entre otros funcionarios judiciales.
Debido a este hecho fueron trasladados a la Jefatura de Policía algunas personas que se encontraban en la vivienda principal. La dueña del lugar, manifestó que “le alquilo el departamento de arriba de mi casa. Lo habrían golpeado para robarle. Estaba atado y tenía un golpe en la cabeza”. Según testimonios al militar lo habrían visto en el día de ayer por lo que se presume que el hecho habría sido en las últimas horas.
El cuerpo de la víctima fue trasladado en la morguera policial pasadas las 13:30. Casi en el mismo momento que llegaba al lugar una hija del difunto, identificado como José María Romero de 84 años, un veterano retirado del Ejército y vivía solo.

El hallazgo del cuerpo
Al parecer quien halló el cuerpo fue un abogado allegado a la víctima, quien prestó de inmediato su colaboración a Investigaciones. Todo indica que fue un robo seguido de homicidio.
El departamento que habitaba Romero es pequeño y consta cocina, dormitorio y baño y los investigadores encontraron cierto desorden en la cocina.

 

Los 100 mil pesos que desaparecieron serian claves en la investigación: 

Con el correr de las horas se van conociendo algunos detalles respecto al crimen ocurrido en Gualeguaychú y que se conoció después del mediodía de este martes, pese al gran hermetismo judicial y policial en la investigación. El médico forense Marcelo Benetti constató en la escena del crimen que la víctima, identificada como José María Romero, militar retirado de 83 años, llevaba entre 6 y 8 horas de fallecido.

Benetti, de gran experiencia como médico legista del Poder Judicial, comprobó a través de la rigidez cadavérica y de la temperatura corporal, que Romero falleció en las primeras horas de la mañana y la causal sería el fuerte traumatismo craneal. Para confirmar todo esto, el cadáver fue trasladado a la Morgue Judicial y mañana a partir de las 9 se realizará la autopsia.

José María Romero, el ex militar de 83 años hallado muerto en el departamento que alquilaba desde hacía pocos meses en calle San Martín 368, estaba inmerso en una contienda judicial por haber abandonado a causa de hechos de inseguridad un inmueble que alquilaba en la zona del Corsódromo. Al parecer, la víctima habría dejado el lugar sin advertir su decisión a los propietarios y alquiló el departamento de calle San Martín. Cuando los dueños de la otra vivienda tomaron conocimiento le recriminaron los meses de alquiler y la recisión del contrato y esto originó una contienda judicial.

Justamente fue su abogado, que había contratado para este y otros casos, quien descubrió el cuerpo. Acudió al domicilio y encontró la puerta abierta. Cuando ingresó y subió los primeros escalones, se encontró con el cuerpo. Inmediatamente dio aviso a la Policía y a partir de allí se desplegó todo el protocolo judicial.

El cuerpo estaba en el piso, con los brazos cruzados y precintados. El departamento estaba todo revuelto y se habría constatado la faltante de unos 100.000 pesos. También se halló otra importante cifra de dinero, que serían producto de las rentas de este hombre que gozaba de un buen pasar económico.

En cuanto al levantamiento de rastros, la Policía Criminalística encontró colillas de cigarrillos que serán analizadas para determinar si pertenecían a la víctima o a otra persona. Por su parte, desde la Fiscalía se investiga un homicidio criminis causae, que significa que se mató para robar informó diario El Día.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here